Imagen Entrada

¿Qué sí y qué no durante el calentamiento?

  • Por
  • 0

Es conocido por todos que se debe de hacer una óptima entrada en calor antes del entrenamiento propiamente dicho, pero quizás no contemplamos esto considerando ciertos aspectos que son esenciales. Si repasamos la literatura tradicional, se hablaba de que el calentamiento tenía dos finalidades: prevenir lesiones y mejorar el rendimiento posterior. Y sin embargo, ni lo uno ni lo otro es siempre cierto, pues no siempre se ha demostrado que el rendimiento mejore “significativamente” por calentar; y sobre prevenir lesiones, esto todavía es más incierto o complicado de demostrar, especialmente cuando se habla de estiramientos.


Sólo parece claro, de momento, que cuando los movimientos son de tipo excéntrico (frenazos bruscos, cambios de dirección, etc), es necesario elongar los músculos y tenerlos a cierta temperatura previa. Una opción para prepararse para esos gestos y para incrementar la temperatura corporal son los estiramientos balísticos (“con rebotes”, aquellos que nos enseñaron para decirnos que no se debían hacer). Si en tu actividad posterior al calentamiento habrá gestos de ese tipo, habría que hacerlos durante el calentamiento, y así se recomienda actualmente.

Si se realiza algún estiramiento previo a la fase cardiovascular, éstos deberían ser de tipo isométrico (en tensión activa). Esto es, contraer ligeramente al mismo tiempo que se estira con precaución, situación que minimiza los efectos de riesgo de lesión en la zona más delicada: la unión músculo-tendón. Ahí sí parece que podemos prevenir lesiones..

Comentarios (0)

Deje su comentario

Entradas relacionadas